Masaje Tok Sen

MASAJE TOK SEN

El masaje Tok Sen o también denominado masaje tailandés Lanna Tok Sen, es un masaje original del norte de Tailandia, concretamente del reino de Lanna.

La práctica del Tok Sen es muy antigua y podría datar de una antigüedad de más de 5000 años, siendo conocido y practicado en todo el norte de Tailandia principalmente.

El Tok Sen es un instrumento sencillo creado a partir de las maderas del árbol del tamarindo o de maderas nobles duras y sonoras. Tradicionalmente, existen ciertos criterios a seguir así como rituales para ser realizados durante la construcción de las herramientas para Tok Sen, por ejemplo, la elección de la madera es proveniente de bosques sagrados, las herramientas se bendicen una vez que están terminadas y se realiza una breve oración antes y después de cada uso. Según cuenta la tradición, los monjes esperaban a que un rayo partiese el árbol del cual se extraía la madera con la que posteriormente se fabricaban los utensilios para  Tok Sen.

Los utensilios de Tok Sen son:

La maza o martillo: utilizado para golpear o percutir sobre el stick o cincel.

El stick o cincel: es el palo que se utiliza para presionar y golpear las distintas líneas y puntos energéticos, siendo el que entra en contacto con el cuerpo del cliente. Existen distintas formas de Stick, según la zona o extensión sobre la que se trabaje.

En el tratamiento con Tok Sen, se trabajan los tres niveles del Ser: físico, energético y espiritual. En la Medicina Tailandesa, y muy especialmente en la Medicina Indígena del norte del país, se posee una visión del cuerpo holística, como un todo formado por las energías, los espíritus y el cuerpo físico.

Las causas de la enfermedad o el malestar son fruto de un desequilibrio en alguna (o en todas) de estas áreas, es decir, una falta de buena “comunicación entre los tres niveles” o consecuencia de influencias externas tales como el clima, las energías, agentes patógenos, etc.

Sus principales efectos, y lo que hace que el masaje Tok Sen sea una técnica tan especial y única, son de tres tipos: físicos, energéticos y vibracionales.

  • Físicos: la percusión y presión del stick sobre los vientres musculares, los tendones, la piel, el tejido subcutáneo, etc., y su capacidad de penetración en tejidos densos, producirán unos consecuentes efectos físicos liberadores sobre la anatomía del cuerpo humano. Alivia la tensión muscular a niveles muy profundos. A los efectos vibracionales, la presión y estimulación energética que produce el Tok Sen, habrá que añadirle los estiramientos musculares realizados a través de posiciones de yoga pasivo (Thai-Yoga). Elimina dolores y molestias.
  • Energéticos: La percusión y presión del stick sobre las líneas energéticas Sen, y sobre distintos puntos energéticos principales, reactiva, estimula y desbloquea al actuar como una fuerza pulsante, incrementando y mejorando la libre circulación del flujo energético a través del cuerpo.
  • Vibracionales: La percusión y presión del stick sobre distintos puntos y recorridos del cuerpo humano, no solo producirá un efecto de presión puntual, sino que introducirá un nuevo elemento en este tipo de masaje, que es la vibración. Esta actúa como pequeñas ondas de choque o ultrasonidos trabajando profundamente a través de la fascia y músculos con efectos similares a los instrumentos tecnológicos usados habitualmente en fisioterapia. Muy eficaz para tratamiento de lesiones antiguas y liberación de energías bloqueadas.

Thai Lanna Tok Sen es una técnica muy poderosa, especialmente para tratar lesiones antiguas y liberar energías bloqueadas, actuando en muy poco tiempo. Este tratamiento permite al terapeuta aliviar la tensión muscular a unos niveles muy profundos y sin causar ningún tipo de dolor al receptor. está indicado por ejemplo para aliviar contracturas de tipo muscular, viejas lesiones, trastornos del sueño, estreñimiento, retención de líquidos e incluso recomendado para tratar zonas dolorosas sin olvidar que nos puede ayudar para paliar los efectos de enfermedades correspondientes al sistema nervioso.

(Las terapias naturales que aplicamos los naturópatas NO SUSTITUYEN NI EXCLUYEN la atención o el TRATAMIENTO MÉDICO O FARMACOLÓGICO CONVENCIONAL prescrito por profesionales sanitarios)